Crónicas de un día cualquiera: lavado

      No Comments on Crónicas de un día cualquiera: lavado
Share Button

Esta mañana lavé todo, la ropa y los platos; pero también lavé el mate a cada cebada y no me ha quedado yerba para solucionarlo. Todo está lavado en mi casa, desde la ropa hasta el mate. Y eso es un problema.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *