Mara – Bienvenida y despedida

      No Comments on Mara – Bienvenida y despedida
Share Button

Existo en una era que es ajena a mi alma. Soy un espécimen prácticamente extinto en este mundo que no me pertenece y soy incapaz de hacer mío.

He pasado mi vida como sombra expectante, como parte de un público mudo que observa atento la obra sin fin en este teatro que es la realidad.

Una cruel causalidad ha querido que me tocara experimentar una época en la que besarse es tan común como beber agua y las promesas de eternidad duran poco más de una semana.

Y cuando la monotonía de esta desagradable obra de lo grotesco me adormecía, fui rescatado de mi butaca en el fondo del pozo abismal. Una mano pálida y huesuda asió mi muñeca, despabilándome y arrastrándome fuera del teatro.

Mara fue mi tormento y mi paraíso. Despegó mis pies de la tierra para enseñarme a volar en esta soledad compartida de un exilio casi extinto.

Llegó a mi vida después del acto intermedio que fue un matrimonio efímero y se marchó velozmente, antes que cayera el telón.

Ella y yo. Yo y ella.

Fuimos dos almas atemporales que en vez de observar el futuro se observaban la una a la otra.

Rocé sus labios por primera vez cuando ella me dio permiso, casi dos años después del encuentro inicial. Y volví a hacerlo en la cruel despedida, entre sábanas blancas y ropa negra.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *