ANOTACIONES: Soy yo

      No Comments on ANOTACIONES: Soy yo
Share Button

Hoy desperté sintiéndome distinta que ayer. Quizás tenía el pelo un poco más largo o se me había partido una uña.

Me levanté y caminé hasta el espejo que cuelga del lado interno de la puerta de mi placard. Me miré por un rato, intentando descifrar qué era diferente. El cabello enmarañado se veía igual que la mañana anterior, las ojeras no eran más profundas que de costumbre y mis uñas estaban perfectas.

Pero algo había cambiado. Lo notaba.

El gusto amargo debajo de la lengua era el mismo que me acompañaba hasta que me lavaba los dientes cada día. Conté las pecas que adornaban mis mejillas en busca de alguna nueva. Nada.

Algo era diferente. Yo era diferente. La misma, pero distinta. ¿Quién soy? ¿Cómo puedo saber si mañana no me convertiré en una extraña? Irreconocible.

Yo soy yo, aunque no sé qué significa eso. Hoy soy levemente distinta que ayer. Y posiblemente en unos días no sea la misma que esta mañana. Pero sigo siendo yo, o al menos eso creo.

¿Qué cambió? Alguna idea diminuta, un detalle imperceptible. Tal vez crecí unos milímetros o subí de peso por haber comido mucha pizza. Quizás el cambio no sea físico sino mental; una opinión distinta o alguna idea naciente que aún no se anima a asomarse.

No me reconozco tres años atrás, y sé que en una década tampoco sabré quién era el día de hoy.

Hoy desperté sintiéndome distinta que ayer y que mañana. Diferente que hace dos días y dentro de una semana. Soy yo. No soy yo. ¿Quién soy? No me asusta descubrir que he cambiado, aunque no logro adivinar cuál es la diferencia.

Me levanté aturdida, consternada. No era la misma que cuando me fui a dormir, posiblemente algún sueño me desconcertó, modificando una parte intangible de mi mente.

No soy la misma que ayer, aunque la almohada tenga todavía la forma hundida de mi cabeza. Seguramente no sea la misma persona mañana, no sé qué tanto cambiaré. Pero soy yo y acá estoy, en el mismo sitio, con el pijama gastado y las pantuflas violetas.

Soy yo, a pesar de todo.

No soy la misma que ayer ni que mañana. Pero soy yo, y con eso me alcanza.

Mucho gusto, es un placer conocerme.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *