Historias para leer en un suspiro: Supersticiones

      No Comments on Historias para leer en un suspiro: Supersticiones
Share Button

Conocí a una mujer extremadamente supersticiosa. Guarda los espejos en cajas acolchonadas y hasta tiñó al gato del vecino de blanco. Arregló el calendario de la cocina para que los días trece se convirtieran en doce y medio; y atornilló la cama a  la pared del lado izquierdo para poder empezar siempre con el pie derecho.

Pero algo debe estar haciendo mal, porque sigue pobre y sin marido.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *