Crónicas de un día cualquiera: Mal día

      No Comments on Crónicas de un día cualquiera: Mal día
Share Button

Me desperté temprano, con ganas de salir, pero pronto supe que sería un mal día. No era ni martes ni viernes trece, ni ninguna de esas pavadas, pero cuando fui a la cocina, noté que me había quedado sin yerba. Y esa es una señal indiscutible de que hoy será un mal día y la mejor opción es quedarse en casa. Después de todo, no se puede empezar la mañana sin unos buenos mates.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *